2 misterios que cambiarán la manera en que juegan tus hijos - crucifix.es

Mi hijo no juega con nada”. “Mi hija no se nucléa en el juego mucho más de 5 minutos”. ¿Has dicho en algún momento una oración afín? Si la contestación es sí, igual poseemos la solución. Y es mucho más fácil de lo que piensas 🙂

La teoría te la sabes, que te la contamos recientemente: tienes pocos juguetes a la visión. Y organizados en unas baldas a la altura de tu hijo o hija. Y nada.

¿Qué falla? ¿Qué puede faltar a fin de que tu peque se otorgue al juego?

 

 

Te planteamos 2 cosas. 2 elementos muy recurrentes.

Una alfombra y una mesa.

Sí. Has leído bien.

Integrar un factor que delimite el juego, como una alfombra, o un factor que ofrezca altura y otra visión, como la mesa, puede cambiar completamente el juego.

 

espacio preparado alfombra

 

En los espacios Montessori, siempre y en todo momento hay una cesta con manteles y alfombras pequeñas. Toda vez que alguien va a emplear un material, coge una de esas alfombras y despliega ahí su actividad.

Esto se hace de esta manera por múltiples causas. La primera es que determina el espacio de cada niño o pequeña. El resto sabe que el juego de la alfombra es de otra persona y se respeta.

Asimismo asistencia bastante al orden. Y no charlamos de orden del espacio, que asimismo. Hablamos al sentido del orden de los pequeños. Ellos se encargarán de desplegar su material y, al terminar, recogerlo todo.

 

espacio preparado alfombra

 

Además de esto, una alfombra se puede transformar en un factor mucho más del juego: los pequeños y las pequeñas tienen la posibilidad de, por poner un ejemplo, crear dentro y crear fuera, realizar una fila de elementos siguiendo el borde, si es pequeña y rápida, tienen la posibilidad de ocultarse debajo, o usarla de manta para alguno de sus muñecos o animales.

Es un factor bien interesante, ¿no te semeja?

 

espacio preparado mesa

 

La mesa asimismo es esencial, por el hecho de que probablemente halla juegos que los pequeños y las pequeñas eligen desarrollar en altura. Te ponemos el ejemplo de los juegos familiares. Antes de sentenciar que a tu hijo no le agradan, ¿por qué razón no pruebas a montar el juego en el suelo? O en la mesa, si en otras ocasiones habéis intentado jugar en el suelo.

 

Es un cambio insignificante para nosotras, y que puede sospechar una diferencia colosal para los pequeños y las pequeñas.

 

Cualquier juego, de todos modos, puede cambiar completamente si en lugar de tumbados, lo juegan sentados, de rodillas o parado cerca de una mesa.

 

espacio preparado alfombra

 

Otro punto positivo de la mesa: si juegan con alguna persona adulta que no está cómoda en el suelo, se puede mover el juego a la mesa.

Y, fundamental: una mesa es un espacio en el que desarrollar un juego “seguro” de algún hermano pequeño que precisa eliminar todo 😉

 

espacio preparado mesa

 

Frecuentemente nos centramos en seleccionar los más destacados juguetes, los mucho más correctos a su avance, y se nos olvida que el espacio de juego es igualmente esencial (o mucho más) que los juguetes en sí.

Y sucede que, frecuentemente los pequeños y las pequeñas precisan ver los límites de su espacio de juego. Y tener una alfombra o una mesa donde desplegar sus juegos, les da seguridad. Se sienten mucho más seguros con el espacio y con su juego.

¿Qué me afirmas? ¿Te animas a probarlo y nos cuentas?

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...