5 LECCIONES QUE APRENDERÁ TU HIJO SÓLO CON UNA PLANTA - crucifix.es

¿Jugamos a ser jardineros? Vamos a aprender 5 enseñanzas indispensables

 

La naturaleza sabe explicarle a tu hijo ciertas cosas mejor que tú.

Da lo mismo las ocasiones que insistas y la saliva que gastes en ciertos temas. Reconozcámoslo: va a hacerle mucho más caso a una planta.

Y indudablemente lleva razón. Las plantas tienen la capacidad de hacernos entender varias cosas por el hecho de que no nos las cuentan. Nos las prueban.

 

La paciencia

 

¿Te sientes con la capacidad de seducir a un niño de que ha de ser tolerante? Yo no. Desisto.

No obstante, una planta es con la capacidad de probarle que vale la pena tener paciencia. Si espera, observará de qué manera medra, de qué manera cambian sus hojas, de qué forma afloran sus flores o sus frutos…

Acompañar a una planta en su desarrollo se encuentra dentro de las enseñanzas mucho más enriquecedoras que puedes darle a tu hijo. Aguardar comenzará a tener sentido para él.

 

 

La compromiso

 

Otra guerra perdida desde nuestro lugar.

Nosotras intentando de realizar comprender a un niño que debe responsabilizarse de sus actos y él pensando cuánto tiempo mucho más vamos a ser capaces de charlar sin frenos.

Deja una planta en sus manos. Comprenderá que la planta es dependiente de él. Si no la protege, enfermará. Dejará de medrar como él desea.

Al unísono, descubrirá que ser responsable no posee por qué razón ser algo poco entretenido. Ofrecerle agua con la regadera, ponerla al sol o cuidarla en la sombra, librarla de los insectos y verla medrar es entretenido.

 

La ecología

 

El futuro de todo el mundo está en sus manos, pero cuesta expresar solo con expresiones por qué razón tienen que respetar el medioambiente.

Tu hijo lo comprenderá si tiene contacto con él.

Ahora ha aprendido que debe proteger sus plantas. Pero, ¿por qué razón? ¿Que logra a cambio?

  • Explícale que de plantas similares a la suya logramos la madera con la que crear sus juguetes y el papel de sus cuentos.
  • Y el algodón de su ropa y la de sus muñecos.
  • Y, como es natural, los alimentos que ponemos cada día en su plato.

 

cesta-jardinero

 

El consumo saludable

 

Otro tema espinoso, ¿verdad? Por qué razón comeré brocoli si lo que deseo son esos gusanitos con forma de Mickey Mouse.

Haz que la verdura, la fruta y las legumbres tengan una historia, igual que Mickey.

¿De qué manera? Déjale ver de dónde vienen, de qué manera medran y, si puedes, involúcrale. Deja que recoja los frutos.

Un pequeño huerto o una planta tomatera puede decantar hacia tu lado la guerra de la hora de comer.

 

El período de la vida

 

El tiempo pasa, la Tierra se desplaza y eso marca los ciclos de vida de todos y cada uno de los seres vivos.

¿No va a ser mucho más simple que un niño comprenda todo lo mencionado si lo ve con sus ojos?

Varios pequeños viven extraños a las estaciones del año. En la localidad, solo perciben el frío o el calor, pero no son presentes de lo que se ‘cuece’ en la naturaleza. Una barahúnda de cambios que no para jamás.

En el autoservicio siempre y en todo momento hay tomates, pero en su mini huerto no. ¿Por qué razón?

Ahí le tienes. Presto a comprender de qué forma se desplaza la Tierra y de qué forma nos perjudica la distancia que nos divide del sol.

 

DSC_0794

 

¿De qué forma tenemos la posibilidad de empujarlos?

 

  • Organiza un día particular de excursión al campo o a una granja.

 

  • Planta un huerto con tu hijo. Si vives en un piso pequeño, puedes llevar a cabo una versión achicada con unos cuantos macetas. Puede resultarte útil esta bolsa de jardín o un kit para plantar un pequeño huerto casero.

 

  • Escoge juguetes fabricados con materiales naturales. Madera, algodón, tintes naturales… Sus juguetes son sus bienes. Crea ese primer vínculo entre el niño y el planeta natural.

 

¿Se te suceden mucho más ideas? Cuéntanos que seguramente a alguien le sirven de asistencia.

ÚNETE A LA FAMILIA ALUPÉ
vamos a compartir buenas ideas cada semana

 

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...