¿De qué forma comunicar con un niño los cambios de estación? - crucifix.es

 

Vamos a traducir al lenguaje de los pequeños qué es el correr del tiempo

 

El tiempo. Los días, los meses, las estaciones del año… A los pequeños les cuesta comprender todo lo mencionado, ¿verdad? Ellos viven en el presente y no nos comprenden completamente en el momento en que les mencionamos que vamos a hacer algo mañana, el próximo mes o “en el momento en que llegue el verano”.

Es habitual. El tiempo es un término abstracto y, por consiguiente, bien difícil de comprender por un niño.

Desde el instante en que nacen aprenden por medio de sus sentidos: tocan, observan, chupan, huelen, escuchan…

Y el tiempo no tenemos la posibilidad de percibirlo de esta forma. ¿O sí tenemos la posibilidad de?

 

 

Les perjudica igual que a nosotros. ¿Tu estado anímico es igual un lunes que un sábado? Es muy posible que no.

En este momento llega la primavera. Los pequeños van a ver mucho más luz, apreciarán que la temperatura va templando, que se muestran flores, que los tonos de los árboles son otros, que comenzamos a vivir mucho más en la calle y menos en el hogar…

 

Tenemos la posibilidad de sacar el tiempo de su cosmos abstracto y llevarlo a cabo tangible a fin de que los pequeños logren comprenderlo.

 

Vale la pena buscar el modo perfecto de que conecten con toda esa revolución que vive la naturaleza estos días, que observen los cambios y sean conscientes de de qué forma va pasando el tiempo y de qué forma le perjudica en su día a dia. ¿De qué forma tenemos la posibilidad de llevarlo a cabo?

No vamos a hallar bastante con enormes explicaciones.

 

Grapat días de la semana

 

Debemos hallar que lo vean, lo toquen y lo sientan. Que el correr del tiempo sea algo preciso, tangible y visual. Algo que vea con sus ojos y logre tocar con sus manos.

Allí van varias ideas que te asistirán:

 

Calendario perpetuo

 

12 enanos de madera. Todos un color. Representan cada mes del año y la estación a la que forman parte, en concordancia con la pedagogía Waldorf.

En el centro, 2 cubos de madera con los números de los días impresos.

En este momento sí tenemos la posibilidad de ‘tocar’ el tiempo. Ver de qué manera van continuando los días y los meses.

Comprender + del calendario perpetuo

 

Calendario Grapat

Mesa de estación

 

Conforme pasan los meses, cambia la luz, los tonos de la naturaleza, los frutos, las hojas de los árboles… ¿Y si representamos en el hogar un trocito de ese planeta exterior?

Tenemos la posibilidad de salir a la calle, al campo, catalogar hojas, flores y frutos, y llevar a cabo con todo ello una mesa de estación.

Puedes explotar los enanos de madera de los minimundos a fin de que los pequeños logren llenar la escena.

En el último equipo de Grapat que recibimos, los enanos se visten de colores vernales.

Entender + de los enanos de madera

 

Nins de Garpat

 

Calendario de forma anual

 

Una porción por cada mes, una candela por cada semana, una bola por cada día, un velero en verano, un muñeco de nieve en los meses de invierno…

Este calendario, que reúne las pedagogías Waldorf y Montessori nos deja tocar con las manos el correr del tiempo.

Se apoya en la teoría de la Educación Galáctica de María Montessori.

Comprender + de este calendario

Calendario semanal

 

Asimismo tenemos la posibilidad de simplificarlo y centrarnos en todos y cada semana con este otro calendario: 7 enanos y 7 vasijas que representan todos los días.

De esta forma, sí comprenderemos el ritmo semanal, ¿verdad?

Comprender + del calendario semanal

 

Grapat días de la semana

Línea de pinzas

 

O tenemos la posibilidad de realizar algo nosotros para representar el paso de los días, las semanas, los meses, las estaciones y los años. Por poner un ejemplo, una línea de tiempo con pinzas.

Precisas un cordel largo y una pinza de madera para cada día del año.

Después, pintaremos las pinzas (solo por entre las caras) de distintas colores: esos que representan mejor cada instante.

Las ubicamos todas y cada una del lado que está sin colorear y también vamos a ir dando la vuelta cada día a una. Es una manera muy visual de entender el correr del tiempo y, además de esto, tenemos la posibilidad de indicar los días particulares, agregando notas u elementos.

 

“La educación es un desarrollo natural efectuado por el niño
y no se consigue oyendo expresiones,
sino más bien por las vivencias en el medioambiente”

María Montessori

 

De esta manera nos resultará mucho más simple educar a nuestros hijos qué es un año, cuántos meses tiene y de qué forma cambian las cosas entre enero y diciembre, ¿verdad?

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...