De qué forma contribuir a que tu hijo aprenda matemáticas mientras que juega - crucifix.es

Las matemáticas. Entre las materias clave en el currículo escolar, y asimismo entre las materias que mucho más quebraderos de cabeza da a las familias.

Voy a contarte algo que igual te llama la atención: las matemáticas son entretenidas de estudiar. Actualmente hay materiales hermosos que van a hacer que te reconcilies con ellas.

Y de ahí que, te animamos a volver a descubrir las matemáticas a través de tu hijo. No te arrepentirás.

Pero vamos a comenzar por el principio. Para comprender conceptos matemáticos complejos, primero hay que sentar una base estable. Conque veremos de qué forma puedes contribuir a tu hijo antes de los 6 años. Antes que las matemáticas entren en el currículo escolar. Lo que aprenda en estos primeros años va a ser clave para interiorizar futuros conceptos.

Todos y cada uno de los aprendizajes mucho más esenciales de la vida se hacen jugando en la primera etapa de vida (de 0 a 6 años)”. Francesco Tonucci

Los pequeños medran rodeados de matemáticas. ¿No me crees? Presta atención:

  • Proceder a la adquisición: sumas y restas.
  • Cocinar: proporciones, volúmenes, orden de los elementos.
  • Leer. En todos y cada uno de los libros se muestran números y proporciones. Solo hay que comprender observarlos.
  • Pasear: una ocasión para buscar diferentes formas geométricas.

Y muchos juegos y juguetes son asimismo idóneos para ir interiorizando conceptos matemáticos. Hemos elegido varios, a fin de que te hagas un concepto de que cualquier material puede transformarse en un estudio matemático.

Apilables

Matemática pura y dura. Piezas enormes, pequeñas, unas mayores que otras, otras inferiores que esas otras.

Este Contar y clasificar de PlanToys nos atrae bastante por el hecho de que, aparte de ensartar cada parte en las varillas, tiene mil opciones:

  • Tu hijo va a ver que con 2 mitades forma una parte redonda.
  • Descubrirá qué ocurre si pone las piezas del revés.
  • Va a hacer pruebas de colores y proporciones para llevar a cabo todas y cada una de las composiciones que se le ocurran.

Libros

La oruga glotona es un tesoro de libro. Tiene tantas enseñanzas en tan poquitas páginas, que nos semeja un indispensable. Y una de esas enseñanzas son los números del 1 al 5. Esos números van asimismo en Cinco, de la compilación De la cuna a la luna.

Son 2 ejemplos de libros que capturan a los pequeños, y que tienen dentro enseñanzas matemáticas. Si te mencionamos que las matemáticas están en todas y cada una partes, es pues nos encontramos persuadidas de esto 🙂

Juegos familiares

El primer juego de mesa que aconsejamos sobre los 2-3 años es Mi primer frutal. Y aparte de todos los resultados positivos de los juegos familiares, son otra hermosa lección de matemáticas.

Contar cuántas casillas debe recorrer el cuervo hasta llegar al huerto, comprender cuántas frutas hay en todos y cada árbol, cuántas se ha comido el cuervo, cuántas quedan, …

En otros juegos, ver el dado y contar cuántas casillas hay que seguir.

¿Y qué me afirmas del dominó?

Las matemáticas nos cubren. Solo hay que entender verlas.

Juegos de lógica

La lógica pertence a las bases de las matemáticas, conque hay que desarrollarla. ¿De qué manera? Con juegos. Hay muchas opciones de juegos de lógica, pero entre los primeros que acostumbramos a sugerir es Día y noche, desde 3 años.

Los pequeños jugarán primero con las piezas libremente, van a hacer composiciones, descubrirán que ámbas piezas verdes encajan, por servirnos de un ejemplo, que hay 2 piezas que semejan cabezas, y otra que semeja un tejado. ¿O un vestido? 😉

Y después, les puedes ofrecer los desafíos “de día”, que les fascinarán. Y un tanto mucho más adelante, los a la noche. Un juego que va medrando con ellos. Escúchame bien: éxito asegurado.

Y para mucho más adelante, hay considerablemente más juegos de esta clase:

  • Los tres cerdos
  • Caperucita roja
  • Camelot Jr.

Bloques lógicos

Este material es una joya para trabajar la lógica, y entre los indispensables en muchas salas de infantil y principal

Piezas geométricas de tres colores (colorado, amarillo y azul), 4 formas (círculo, cuadrado, rectángulo y triángulo), y diferentes tamaños y grosores. Infinitas composiciones.

Manipulando las piezas, tu hijo se percatará de que 2 cuadrados forman un rectángulo. 

O que 2 triángulos forman un cuadrado.

Que si pone 2 círculos finos uno sobre el otro, son igualmente altos que uno gordito.

Clasificará por colores, por forma, por espesor. Lograras proponerle series, y que él dé con la solución.

Y todos esos descubrimientos que va realizando tu hijo con este material, los va tocando. Y tocando es como se interiorizan los aprendizajes.

Los pequeños aprenden considerablemente más jugando que aprendiendo, realizando que viendo”. Francesco Tonucci

Bloques escalonados

¿Ves estos bloques? Son números. Números que se tocan, con los que los pequeños tienen la posibilidad de crear.

Con los que descubrirán la descomposición de la decena, las sumas y las restas. Pero sin comprender que aprenden tanto, claro 😉

Un obsequio de material, que va a acompañar a tu hijo a lo largo de varios años de juego y estudio.

Monedas de Grapat

Cualquier material se utiliza para llevar a cabo series o para clasificar. Pero estas monedas de Grapat son un magia pura. Las observamos y solo observamos opciones.

Al comienzo se tienen la posibilidad de emplear en juego simbólico y en creaciones. Entonces, tu hijo descubrirá que tienen números escritos, y que puede agrupar las que tienen números iguales. ¿Y exactamente en qué orden van? Contarlas, ordenarlas, conceptos como pares, impares, …

Un material simple y bello, con el que van a aprender matemáticas sin percatarse.

Caja de husos

Hemos escogido finalizar este articulo con 4 materiales Montessori muy populares. El primero es esta caja, que podría ser útil asimismo como continuación (o como combinación) de los aprendizajes de las monedas de Grapat, si bien este es un material considerablemente más preciso y enfocado al estudio matemático.

Con la caja de husos, los pequeños relacionan números con cantidad. Ven que el 4, por poner un ejemplo, aparte de un número que ven en varios sitios, asimismo son 4 husos. En el momento en que tocan los husos, los pequeños tocan los números.

Este material, además de esto, nos semeja bien interesante por el hecho de que introduce el término de cero, de nada, que es algo complejo de comprender para los pequeños, y que con esta caja se visualiza realmente bien.

Tubos con botón

Este material es una M A R A V I L L A.

Son 4 aguantes de madera natural, del mismo peso, color y forma.

Cada soporte tiene dentro 10 tubos con botón de distintas especificaciones:

  • Los del primer soporte tienen siempre y en todo momento exactamente el mismo diámetro, pero su altura es decreciente. Con él, tu hijo va a aprender la diferencia entre prominente y bajo.
  • Los del segundo soporte van reduciendo tanto en altura como en diámetro. Distinguirá con ellos entre grande y pequeño.
  • En el tercer soporte, todos y cada uno de los tubos tienen exactamente la misma altura, pero su diámetro es poco a poco más pequeño. Entenderá la diferencia entre ancho y ajustado.
  • En el cuarto, incrementan en altura, al unísono que reduce su anchura. De esta manera va a ver la diferencia entre achaparrado y esbelto.

No deberás advertirle de sus fallos. Él mismo se va a dar cuenta.

Un material indispensable en las salas de infantil, y con el que los pequeños se concentran intensamente. Les absorbe.

Torre rosa

Seguramente la viste frecuentemente, y quizás te has cuestionado para qué exactamente sirve. Te lo contamos.

La torre rosa está formada por 10 cubos de distintas tamaños. El mucho más pequeño de 1 cm, y el mucho más grande, de 10 cm. Esto significa que cada cubo es 1 centímetro mucho más grande que el previo.

Y ese centímetro se visualiza y se toca con perfección en el momento en que se monta la torre rosa.

Manipulándola, los pequeños se dan cuenta, por poner un ejemplo, que para coger el cubo mucho más pequeño, precisan 2 dedos, y que para coger el mucho más grande precisan ámbas manos.

Volúmenes, masas, geometría, aun el sistema decimal. Los aprendizajes son incontables. De ahí que se encuentra dentro de los materiales Montessori mucho más sugeridos.

Escalera cobrizo

Otro material Montessori, y el complemento idóneo para la torre rosa.

María Montessori diseñó la escalera cobrizo a fin de que los pequeños asimilaran de manera sensorial la diferencia de volúmenes, pesos y tamaños.

La escalera está formada por 10 prismas. Todos son igualmente largos (20 cm), pero su anchura va incrementando en progresión de 1 a 10 cm.

Tu hijo jugará con la escalera, y va a ver los diferentes grosores.

Experimentará con los bloques y va a tocar y va a sentir la variación de peso dependiendo del tamaño.

Hay muchas proposiciones de juego tanto con la torre rosa como con la escalera cobrizo, solas, o combinadas. Ejercicios con los que tu hijo va a tocar las matemáticas.

Tras leer este articulo, te pediré un favor. Piensa momentáneamente exactamente en qué mensaje has podido enviar en algún momento a tus hijos sobre las matemáticas. “Se me daban mortal”, “son dificilísimas”, “no se usa para nada”.

¿Y en este momento? ¿Prosigues pensando lo mismo, o te gusta regresar a aproximarte a ellas a través de tu hijo y de estos materiales?

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...