De qué forma distinguir un óptimo juguete de otro malo en 3 pasos - crucifix.es

Nuestra guía básica para escoger un óptimo juguete estas Navidades

 

Las cosas realmente esenciales las aprendemos jugando en nuestra niñez.

De qué manera es el planeta que nos circunda, qué reglas lo rigen, las relaciones humanas, los sentimientos… Esos pilares los contruye el niño mientras que juega. No podrá ir ningún adulto a levantarlos.

Lo que sí está en nuestra mano es ofrecerle al niño buenas herramientas que le posibiliten el trabajo: un óptimo juguete.

Y distinguir un óptimo juguete de otro malo no es difícil. Solo tienes tomarte unos minutos y contestar a estas 3 cuestiones antes de obtener:

¿Qué va a estudiar el niño con ese juguete?

 

Ten siempre y en todo momento presente que los mayores jugamos para entretenernos, pero los pequeños juegan para estudiar.

¿El juguete en el que piensas va a desarrollar su imaginación? ¿A lo destacado mejorará su habilidad manual? ¿O le va a contribuir a conocer conceptos como la agilidad o la estabilidad?

Piensa si puede estudiar algo con ese juguete. Si la respuesta es positiva, vamos por buen sendero.

 

«Los juegos son la manera mucho más elevada de investigación», Albert Einstein

 

¿De qué manera lo han fabricado? ¿De qué material es?

 

No es exactamente lo mismo un juguete de madera que uno de plástico. No es así. Como tampoco es igual un juguete artesanal que uno producido en serie.

¿Por qué razón? Volvemos al primer punto. Tu hijo trata de saber el planeta al que llegó. Y en este planeta hay árboles, agua, fragancias, sabores, texturas… Sus 5 sentidos están alarma ávidos de información.

 

«Los más destacados juegos son los que, aparte de desarrollar una capacidad, ejercitan los sentidos», Emmanuel Kant

 

Pero no van a conseguir nada en un material artificial. Una parte de plástico no le impulsa ni le da información.

Un juguete de madera, algodón o lana sí se la da. Son materiales presentes en la naturaleza. Por medio de ellos, tiene la posibilidad de tener en sus manos pedazos de este planeta y manipularlos, por el hecho de que los pequeños aprenden de esta forma: tocando, oliendo y chupando.

 

plan toys

¿Deja margen a la imaginación del niño?

 

Los más destacados juguetes no son los mucho más complejos. Todo lo opuesto. En el momento en que poseas enfrente un muñeco dotado de la última tecnología robótica, con la capacidad de cumplir inmensidad de funcionalidades, ten en cuenta que todas y cada una esas cosas son las que dejará de llevar a cabo tu hijo.

  • Si un muñeco charla, el niño no podrá que imaginar una charla con él toda vez que lo coja.
  • Si un muñeco se ríe, no podrá meditar que está triste y consolarle.
  • Si cumple una función específica, el niño no podrá jugar con él a otra cosa.

 

Va a ser prácticamente un espectador. Tú quién escoges que realice las cosas, ¿el juguete o el niño?

Si te quedas con la segunda opción, busca juguetes muy sencillos, con formas poco establecidas. Deja que tu hijo concluya de ofrecerle forma cada día y le halle nuevos usos cada vez.

 

«Un juguete bueno es aquel que sin ser nada preciso puede ser todo», Francesco Tonucci.

 

joguines grapat

 

Puede que te andas preguntando dónde conseguir un juguete que salga airoso de estas tres cuestiones.

No es difícil, pero probablemente debas apagar la televisión para hallarlo. Y quizás tampoco te sirvan de mucha asistencia los catálogos de la industria juguetera.

Si deseas nuestro consejo, echa una ojeada a los juguetes que diseñan:

  • Grimm’s
  • Grapat
  • Plan toys

 

Estos pasan la prueba y son los que en este preciso momento llenan las horas de juego de nuestros hijos.

Pero cuéntanos, ¿exactamente en qué te fijas tú antes de obtener un juguete?

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...