De qué manera hacer un ámbito listo en 5 pasos - crucifix.es

Nos encontramos a las puertas del invierno. Una temporada de comenzar a recogerse tras vivir tan hacia fuera estos días de luz. Es tiempo de regresar a pasar tiempo en el hogar.

Esa casa que igual a lo largo del confinamiento descubriste que se te caía encima. Que era perfecto para reposar y pasar ratitos sueltos, pero no a fin de que tu familia viviera largas temporadas en armonía.

El día de hoy te ayudaremos a hacer un espacio en el que tú y tu familia les sintáis contentos y seguros. Un hogar alcanzable para los pequeños y las pequeñas, que se expanda con ellos.

Vamos a guiarte a que vuestra casa sea un espacio simple, agradable, con elementos naturales y lindos. Y en solo 5 pasos.

¿Comenzamos?

 

 

Primero de todo te animo a que hagas un ensayo sencillísimo en tu casa: pasea a gatas por ella. Ponte a la altura de tu hijo y date cuenta de que no llegas a coger agua, de lo bien difícil que es lavarte las manos en el lavatorio o de lo que te cuesta subir al sofá o a la cama.

Tras ese recorrido, puedes ir anotando, habitación por habitación, qué podrías prosperar a fin de que todos en tu familia, peques y mayores, estéis cómodos.

 

La primera escuela de un niño es su hogar.

 

Aquí van nuestros consejos estrella:

 

  • Pocos juguetes y a su altura.

 

Insistimos en lo de pocos juguetes. Frecuentemente consideramos que cuantos mucho más juguetes tengan, mucho más se entretendrán pero no es de esta manera. Es preferible tener pocos a la visión y también irlos rotando que tener un montón fuera.

Recuerda: menos es mucho más.

Para colocarlos a su altura puedes disponer baldas o aclarar algún mueble bajo y dedicárselo a ellos.

 

  • Rincón de lectura.

ambiente preparado rincón de lectura

 

Libros en cualquier parte y a su altura. Que toda vez que tengan ganas, cojan un libro y te lo lleven para vivir un momento de conexión.

En esto no es necesario una enorme inversión: una colchoneta o unos cojines en el suelo a fin de que estén cómodos y listo.

Elegid un espacio relajado de la vivienda. Leer, en el final, es un rato de tranquilidad, y montar la esquina de lectura a la vera de la televisión, por servirnos de un ejemplo, no será una enorme iniciativa.

 

  • Espacio amoldado en todos y cada habitación.

ambiente preparado cocina

 

Transforma cada habitación de tu casa en un espacio en el que tu hijo o tu hija logre desenvolverse de forma autónoma.

Ciertas ideas:

  • Taburetes a fin de que alcance el lavatorio, se suba al sofá, alcance algún lugar prominente
  • Para la cocina siempre y en todo momento aconsejamos una torre de estudio a fin de que te asista a cocinar
  • Un cuchillo de autonomía a fin de que preparéis la comida juntos o se prepare su merienda
  • Ganchos a una altura baja a fin de que cuelgue su abrigo, su toalla en el baño, sus utensilios de limpieza,…
  • Agua con un vaso a su altura
  • Una mesa baja a fin de que logre dibujar, jugar, realizar ensayos, emplear material Montessori…

La clave es transformar tu hogar en un espacio que todos gocéis y que todos, pequeños y mayores, sintáis como tu.

 

  • Ofréceles movimiento.

ambiente preparado movimiento

 

A lo largo del confinamiento igual te diste cuenta de que tu casa no se encontraba lista para agradar las pretensiones de movimiento de tu hijo.

Y sucede que los pequeños y las pequeñas son energía y precisan desplazarse como respirar.

Te contamos qué nos marcha en el hogar para sacar toda esa energía:

  • Saltar en cama
  • Emplear los cojines del sofá para montar circuitos por la vivienda
  • Los columpios, que se tienen la posibilidad de poner tanto en interior como en exterior
  • La tabla curva
  • El triángulo Pikler
  • Bailar. La música y los bailes locos siempre y en todo momento son una aceptable opción

 

  • Naturaleza en el hogar.

ambiente cinco pasos naturaleza

 

Los pequeños y las pequeñas vuelven a su centro en la naturaleza. Lo he visto con mis hijos: días que se despiertan con el pie izquierdo, que nos cuesta conectar,… Vamos a la naturaleza y volvemos a nuestro centro. En el momento en que pasamos días sin pisar la naturaleza, lo apreciamos bastante y para mal.

Conque si tienes un balcón o un jardín, sácale chispas. Si vives en un piso pequeño, mete un trozo de naturaleza dentro.

¿De qué forma?

Poniendo ciertas plantas y que sean los peques de la vivienda los que se encarguen de ellas. O mejorando un pequeño huerto. Y realizando acopio de materiales naturales: piedras, palos, piñas, conchas,… para usarlos como juego desestructurado.

 

ambiente preparado naturaleza

 

Para finiquitar, 2 últimos consejos:

Olvida todas y cada una esas fotografías de habitaciones blancas, ordenadas, impolutas y perfectas que ves por las comunidades. Tu situación puede ser otra y está bien. Y tu casa puede ser agradable si bien vayas pisando piezas de Lego toda vez que estás.

Y, fundamental: no es necesario que inviertas bastante dinero en materiales. Amoldar la vivienda a personas que miden un metro es mucho más simple de lo que semeja.

Es tan simple como que tu familia y tú estéis a gusto en tu hogar.

¿Te animas a arrancar estos cambios?

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...