Dime la edad de tu hijo y te afirmaré su juguete ideal - crucifix.es

¿Cuál es el juguete perfecto para cada edad? Elegimos 11 juguetes para pequeños de 0 a 10 años.

 

En ocasiones, lo bien difícil no es hallar un óptimo juguete. Adivinar con el mucho más correspondiente para la edad del niño es la mayor preocupación que percibimos todos los días.

Y con razón. Ningún juguete va a cumplir su misión si el niño que lo recibe no está listo para divertirse con él. Si nos adelantamos a su ritmo de avance y al reves: si se ajusta a una época que superó.

Nos hemos puesto en tu sitio. ¿Qué juguete elegiríamos para adivinar a cada edad? Y el resultado es esta guía de 11 juguetes para 11 edades. Desde bebé hasta los 10 años. ¿Comenzamos?

 

años: cesto de los bienes

Un bebé precisa juguetes que le asistan a conocer el planeta al que termina de llegar. Desea examinar texturas, formas, fragancias, temperaturas… Va a tocar todo, se lo va a pasar de una mano a otra, lo chupará y va a pasar a otra cosa.

En esta etapa, no precisan juguetes. Lo mucho más útil para ellos es un cesto de los bienes con elementos rutinarios: una cuchara, un cepillo, un huevo de madera, un colador…

De esta manera desarrollará sus sentidos, va a ganar coordinación y autonomía.

 

1  año: caja martillo

A esta edad los pequeños comienzan a entender las características de los elementos y sus relaciones. Y lo aprenden observando las secuelas de todos sus actos.

De ahí que, en este intérvalo de tiempo es atrayente una caja martillo.

A los pequeños les gusta mucho pegar elementos y es realmente bueno que lo hagan, pues así aprenden la relación causa-efecto, de qué manera cambia el sonido en función de su fuerza, cuánto tardan los elementos en caer…

 

 

2  años: mariquita correpasillos

A los un par de años, el niño ahora anda con soltura, comienza a expresarse con expresiones, entiende lo que le afirmas y desea conocer su ambiente. En esta etapa, los juguetes con ruedas son los reyes.

Por servirnos de un ejemplo: la mariquita correpasillos.

Con ella descubrirá conceptos como la distancia o la agilidad, adiestrará sus músculos y va a ganar coordinación y equilibrio.

 

3 años: abejas en la colmena

Con 3 años los pequeños tienen la capacidad de estar mucho más tiempo concentrados y tienen bastante capacidad manual y coordinación.

Un óptimo material para remarcar esta evolución es el juego de abejas en la colmena.

Deberá coger cada abeja con la pinza y ponerla en el exágono de su color. Aparte de discriminar colores, al realizar la pinza va a estar mejorando los músculos de su mano para el instante en que aprenda a redactar.

 

El juguete ideal para cada edad

 

4 años: Maxi Micro

A los 4 años los pequeños desean examinar por su cuenta, tener relaciones con otros pequeños y asimismo ser uno mucho más en las ocupaciones familiares.

Un instrumento realmente útil para el niño, y asimismo para el adulto, es el patinete Maxi Micro. 

Con él ganaréis autonomía todos: el niño y los mayores. Asimismo va a ser un entrenamiento psicomotriz.

 

5 años: construcción translúcida

A esta edad los pequeños comienzan a preguntar, a desarrollar su lógica y a entender conceptos mucho más complejos.

Las creaciones tienden a ser su debilidad y, entre ellas, te aconsejamos la construcción translúcida.

Como juego de construcción, le va a ayudar a comprender la estabilidad, la simetría, la resistencia… Pero asimismo es útil como juego simbólico y para presenciar con la luz, mediante sus ventanas traslúcidas.

 

construcción traslucida

 

6 años: Castle Logix

A los 6 años la cabeza del niño está dispuesta para enfrentar desafíos esenciales: redactar, leer, agregar…

Tenemos la posibilidad de entrenarle mientras que se divierte con juegos de lógica como el Castle Logix.

De entrada es un juego de construcción, pero no es tan simple como semeja. Son 48 desafíos que van a poder a prueba su visión espacial y su aptitud de razonamiento.

 

7 años: juegos familiares

Es el instante de los juegos familiares, en conjunto, que requieren cumplir unas reglas. Les divierte llevarlo a cabo.

Puedes decantarse por el Monza o el Mil km.

Alguno de ellos fortalecerá su aptitud de concentración, su memoria y su pensamiento estratégico.

 

Monza juego de mesa

 

8 años: Dobble

A los 8 años les agradará confrontar a desafíos en conjunto que reafirmen sus habilidades particulares. Que, a propósito, cada vez van a ser mayores.

El Dobble es la estrella. Un juego de cartas de agilidad, observación y reflejos.

No solo deberá lidiar con el reto. Asimismo, en ocasiones, con la frustración.

 

9 años: Story Cubes

Con esta edad, cada vez le interesarán ocupaciones mucho más complejas, juegos de estrategia y reflexión.

Los Story Cubes son una aceptable opción.

Son dados para contar historias. Tienen un dibujo diferente en todas y cada una de sus caras, los lanzamos y edificamos una historia con esas imágenes que hayan salido. Un enorme ejercicio, asimismo, de expresión oral.

 

10  años: IQ Puzzler Pro

A los 10 años, la cabeza del niño está dispuesta para retos complejos.

Los rompecabezas de lógica, como el IQ Puzzler Pro, van a poner en marcha sus neuronas.

Desafíos en 2D y 3D. ¿Va a ser con la capacidad de resolverlos? Seguramente sí, pero no va a ser simple.

 

IQ Puzzler Pro

 

Ahora ves que el nivel de avance es el que marca el ritmo del juego. Pero ten en cuenta que cada niño es diferente.

Absolutamente nadie mejor que tú conoce cuáles son sus habilidades en todos y cada instante.

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...