El obsequio de su historia: abrir nuestro corazón a todas y cada una de las conmuevas - crucifix.es

La lectura de pequeñas historias como Oruguita y sus conmuevas es una fantástica ocasión a fin de que nuestros hijos aprendan con nosotros la función de las conmuevas y la necesidad de poder expresarlas.


Quizás tú asimismo poseas esa sensación de que en algún instante te perdiste una clase o explicación sobre las conmuevas. Eran otros tiempos.

En este momento, de a poco vamos siendo mucho más siendo conscientes de la relevancia de conocerlas desde pequeñísimos.

 

 

Oruguita nos enseña con su experiencia que las conmuevas nos asisten a comprendernos y relacionarnos con el resto, a prestar atención a las señales de nuestro cuerpo.

Lo esencial es de qué manera las expresamos. De qué forma somos capaces de proporcionarles salida sin que eso suponga bajar en otra gente.

Tus hijos van a ver que cada emoción tiene su función y herramienta, no habría entonces conmuevas buenas y malas:

  • El ENFADO nos asiste a ver con qué no nos encontramos a gusto y de esta manera tengamos la posibilidad poner nuestros límites y recibamos los de otra gente.
  • La TRISTEZA nos hace interrumpir, pensar y buscar resoluciones.
  • El MIEDO nos hace ser reservados y poner una atención particular para enfrentar los desafíos y inconvenientes.
  • La ALEGRÍA nos ofrece la energía que requerimos para vivir y gozar.

 

Libro Oruguita y sus conmuevas.

 

Al entender y admitir lo que nuestras hijas y también hijos manifiestan puedes sentir que eres la persona a la que asistirán en el momento en que precisen hallar cobijo.

Los pequeños precisan expresar
sus conmuevas para conocerlas.

 

Acompañar el hallazgo de cada emoción, nos da a pequeños y mayores instantes mágicos, pero en ocasiones asimismo tensiones y inquietudes de de qué forma gestionarlas.

El libro Oruguita y sus conmuevas de Silvia Dolz y Marlene Monterrubio les aportará una fácil historia acompañada de breves pastillas y un calendario sensible para comprender mejor ese planeta tan irreconocible como presente.

 

 

Es la crónica de nuestra vida sensible que observamos frecuentemente sin entendimiento, y que podemos consultar en este momento de otra manera, sintiéndolas y valorándolas.

Nuestros hijos están en el instante de modificar sus relaciones, probando y ensayando de qué forma marcha su cuerpo y su cabeza, qué reacciones causan, que sentimientos les empapan y qué conmuevas les envuelven.

 

 

Son sus expresiones, con sus formas, tamaños y colores.

Revela con tus hijos de qué manera protege Oruguita sus colores para sentirse feliz.

 

Y tú, ¿de qué forma vives tus conmuevas y las de tus hijas y también hijos?

 

 

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...