¿Guardas los “bienes” que tu hijo va encontrando? - crucifix.es

 

Palos, piedras, hojas, conchas…a lo largo de todo el año tu hijo te va pidiendo que le almacenes los “bienes” que va encontrando a su paso. ¿Te suena?

 

¿Sientes asimismo que tu bolso es como el de Mary Poppins?

Toallitas húmedas, tiritas, botellín de agua, la barra de árnica (primordial), un pequeño libro, el muñeco de última hora que ha amado sacar a la calle…

Y un día descubres, que llevas en tu bolso piedras, palos, hojas… y te cuestiones ¿qué mucho más podría caber aquí?

En otras ocasiones, de forma directa se muestran en el fondo de la lavadora. Ups! Se me olvidó comprobar los bolsillos de los pantalones.

No.Tu hijo no posee el síndrome de Diógenes. Sencillamente el planeta es impresionante a cada paso.

 

Caja de clasificación

 

¿Qué concepto tiene esta recoge?

Todo lo mencionado que halla es fundamental para él si bien para ti solo sea un palo, una concha o una piedra mucho más.

Simbolizan instantes de juego, normalmente un instante particular que ha vivido y no desea olvidar. Un espacio o un individuo particular que ha popular. O quizá un obstáculo que superó y desea rememorar. Al fin y al cabo recuerdos e inclusive el más destacable souvenir para él.

Otras frecuentemente, no volverá a acordarse lo que te dió a fin de que le almacenes. Sencillamente deseaba conectar contigo. Deseaba que de alguna forma estuvieses que se encuentra en su juego.

¿Pero y si tiras su descubrimiento particular sin ofrecerte cuenta? El drama y el enfado está asegurado. Es esencial ser conscientes que para él es algo fundamental en ese instante.

Guardarle “sus cosas” puede transformarse en un inicio en una pequeña irritación, pero siempre y en todo momento en una magnífica ocasión.

Respetar esta necesidad es una ocasión para remarcar vuestra conexión. Va a sentir que aquello que es esencial para él asimismo lo es para ti, pues le das el valor que para él tiene.

 

Voy a compartirte la situacion de una aceptable amiga.

Su experiencia es solo un caso de muestra de de qué manera transformar el “me vas a ocupar la vivienda de palos…” en una ocasión para remarcar los nudos con su hijo.

A su hijo pequeño le agradaba juntar palos.

Palo que veía, palo que terminaba en el bolso de mamá y en el hogar.

Llegaron a un convenio: los palos se quedarían en el felpudo de la entrada de casa y habría un máximo de seis palos. Si recogía otro palo, entre los que tenía almacenados abandonaría el felpudo.

Además de esto, en el felpudo pusieron un letrero “TESOROS DE JUAN” a fin de que quedara claro, para todo el mundo, que esos palos debían proseguir allí descansando hasta el próximo juego.

Con esta resolución, mi amiga logró agradar su necesidad de poner “orden” a los importantes descubrimientos de su hijo y respetarle a él en su necesidad de almacenar sus bienes manteniéndolos cerca para continuar jugando.

Este es solo un caso de muestra de la solución a la que llegaron mi amiga y  su hijo.

Como sabes, los pactos dependen de cada familia, según cuáles sean las pretensiones y límites en todos y cada instante, pero con este caso puedes observar que hay un sendero intermedio entre almacenar todos y cada uno de los palos y no almacenar ninguno.

 

Tesoros naturales

 

Pero ¿Hasta cuándo almacenar estos bienes? ¿Qué llevar a cabo con ellos?

 

Él mismo va a ir realizando la selección. Dejará de jugar con esos que no signifiquen nada para él o hallará otros que le agraden mucho más.

Y cualquier ocasión llega la hora en que los desean tirar todos. Pues ese instante llega, si bien en el desarrollo de acumulación de bienes parezca impensable…

Va a poder integrar estos “bienes naturales” al resto de sus materiales de juego.

Sus opciones de juego son sin límites: clasificar, organizar, realizar patrones y series, contar, crear, imitar…y al fin y al cabo dejar volar la imaginación.

 

Juegos gratis en la naturaleza

 

¿Conoces el libro de Las piezas sueltas?

Se convirtió en una revolución. Y desde aquí te lo aconsejamos 100%.

El juego no estructurado, los mini mundos o juego con piezas sueltas. Cada día nos encontramos mucho más enamoradas de estas proposiciones. Charlamos de esto en este articulo.

 

Tesoros naturales

Libro Piezas sueltas

 

El niño con su imaginación, puede transformar esos elementos y a sí mismo en cualquier cosa en dependencia de lo que imagine en todos y cada instante.

 

«Que el niño decida a qué desea jugar, no que el juguete le afirme de qué manera debe jugar»

 

Asimismo puedes sacar tu vena mucho más creativa y ofrecer otras ocupaciones mucho más dirigidas para proporcionarles una segunda vida a estos bienes. Pasa una tarde de manualidades diferente y entretenida!

 

Tesoros naturales

 

Estoy segura que podrías comunicar variadas y espectaculares vivencias con estas compras que hizo tu hijo.

 

¿Nos lo cuentas?

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...