JUEGOS DE MESA: ¿DESDE QUÉ EDAD? - crucifix.es

Los juegos familiares son una fuerte herramienta de estudio desde los 2 años

 

La eterna duda: ¿va a ser conveniente este juguete para la edad de mi hijo? ¿Va a ser útil y entretenido para él? seguramente, te haces estas cuestiones antes de obtener cualquier juego.

Es desepcionante proceder a por un juguete como quien comprará un melón. A ciegas. Y conocer una vez abierto que no es el correspondiente para su edad.

Esto hace que, en ocasiones, nos quedemos cortas al meditar que ciertos juegos son para pequeños mucho más mayores. Sucede, por poner un ejemplo, con los juegos familiares.

 

 

Pensamos que solo los pequeños mayores tienen la capacidad de concentrarse, respetar turnos y comprender las reglas. Pero, ¿sabes? Todo eso asimismo se adiestra.

Desde los un par de años, los pequeños están listos para los juegos familiares mucho más fáciles y los provecho que les aportan son fundamentales:

 

Trabajan la autonomía del niño.

Varios juegos les fuerzan a marcar proyectos, tácticas, tomar pequeñas resoluciones… Les adiestra como personas mucho más autónomas. Algo que en ocasiones nos cuesta entrenar, ¿verdad?

 

Enseñan a administrar la frustración

Estudiar a perder. A asumir un revés. Que las cosas no en todos los casos van como deseamos. ¿Cuántas pataletas nos ahorraríamos si el niño aprendiese a digerir todo lo mencionado desde pequeño, mientras que juega?

 

el frutalito juego

 

Fortalecen la autovaloración

Asimismo le va a tocar ganar y lo va a vivir como un logro personal. Se percatará de que es con la capacidad de llevar a cabo cosas por sí solo. “Yo puedo”. Con la autovaloración en su lugar, va a tener seguridad para proseguir evolucionando.

 

Adiestran la paciencia

¿De qué forma es de difícil que un niño sea tolerante? Espectacular. Con los juegos familiares entienden, de a poco, que para jugar hay que respetar unas reglas y aguardar turno. Un entrenamiento impagable.

 

Despiertan su intelecto

Concentración, memoria, imaginación, lenguaje, pensamiento lógico, trabajo en grupo… Todos y cada uno de los juegos familiares, por fáciles que sean, trabajan alguna de estas capacidades. Conque son un acompañamiento muy apreciado en la etapa anterior a la escuela.

 

Juegos cooperativos

Estrechan vínculos de familia

Comunicar logros y fracasos. Risas. Tiempo. Es nuestra ocasión de conectar con ellos. Ganar seguridad. Sentirnos un equipo y comprendernos. Si tu hijo comienza a pasar de la siesta, explota y saca un juego de mesa tras comer.

 

PERO, ¿CUÁL ELIJO?

 

Quizá, todos y cada uno de los juegos familiares que se te suceden en este preciso momento, los tradicionales, son para pequeños mucho más mayores que el tuyo. Pero hay otros para iniciar.

  • Para entrenar la memoria, los reflejos y la identificación de elementos, te aconsejamos el Dobble. Es muy entretenido y simple de llevar a cualquier parte. [ Foto 1 ]
  • Para entrenar el lenguaje y la asociación de ideas, tienes el ¿Quién o qué soy yo? [ Foto 2 ]
  • Si estas buscando un juego de tablero y azar, una aceptable opción es El Frutal o El frutalito. [ Foto 3 ]
  • Si deseas un recopilatorio de juegos de azar, en La enorme compilación de juegos de haba [ Foto 4 ] vas a encontrar 4 juegos para iniciarse en los juegos familiares.

 

A través del juego, nuestros hijos tienen la posibilidad de exprimir sus habilidades. No debemos desaprovecharlo.

Y en este momento, cuéntanos: ¿Qué juegos familiares tienes por casa? ¿Cuál es tu preferido?

ÚNETE A LA FAMILIA ALUPÉ
vamos a compartir buenas ideas cada semana

 

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...