Jugar es… - crucifix.es

¿Viste la fotografía? Jugar, para nosotras es independencia, amor, disfrute, acompañar. Es respeto.

Respeto por una actividad sagrada de la niñez. Por un derecho primordial.

Y el día de hoy, día en todo el mundo del juego, deseamos chillar bien fuerte que los derechos de los pequeños y de las pequeñas no se están acatando.

El derecho al juego está recogido en el producto 31 de la Convención de los derechos de los pequeños y de las pequeñas. Verdaderamente, se charla de “derecho al esparcimiento, al juego y a las actividades de ocio propias de cada edad”.

Otro producto que asimismo me agrada bastante de esa convención es el 12: “los pequeños y las pequeñas están en su derecho a expresar su opinión libremente en todos y cada uno de los temas que les afecten”.

¿Y qué me afirmas del 15? “Tienen derecho a la independencia de asociación y a la independencia de festejar asambleas pacíficas”.

Vale, sé que vivimos una situación inusual, pero llevo semanas observando de qué manera se vulneran los derechos mucho más básicos de la niñez y siento que debemos proporcionarles voz.

derechos-infancia-muñecos

8,3 millones de pequeños y pequeñas españoles estuvieron 44 días encerrados en sus viviendas. Escasas infancias estuvieron tan maltratadas como aquí.

Tras muchas presiones, al fin se les concedió “una hora de recreo”, como afirma un amigo. Y desde ese momento no se les volvió a nombrar.

Se han abierto bares y centros comerciales. Entendemos cuándo van a abrir los estadios de fútbol (!!!) y cuándo tienen la posibilidad de comenzar a venir personas extranjeras de vacaciones a España.

De las academias, ni media palabra. Los parques infantiles prosiguen precintados. Han de ser los sitios mucho más limpios de este país.

derechos-infancia-regar

Sabíamos que vivíamos en una sociedad adultocentrista, pero esta situación lo ha empeorado todavía mucho más.

No nos ofrecemos cuenta de que los pequeños y las pequeñas, como afirmaba otra amiga esta semana, mueven el planeta.

Son nuestro presente y futuro y debemos proporcionarles voz. Chillar bien fuerte que precisan jugar, reir, vocear y abrazar. Que precisan formar parte. Que precisan espacios amoldados para ellos en las ciudades.

derechos-infancia-patinete

Tras el confinamiento radical que han sufrido, en el momento en que salieron a la calle, al fin se escuchó la alegría.

Las calles se llenaron de sus risas, voces y chillidos. Los pequeños y las pequeñas brindaron vida a esas ciudades que unicamente se habían movido para generar y consumir.

44 días después se les escuchó jugar. Se les escuchó SER. Se les escuchó vivir.

derechos-infancia-columpio

Queremos enserio que esta situación sea un punto de cambio, y que comencemos a VER y a ESCUCHAR a los pequeños y a las pequeñas. Que protejamos lo mucho más apreciado que disponemos en este preciso momento. Que protejamos nuestro futuro y presente.

Que sientan que son personas valiosas, que son tenidas presente. Que sientan que viven en espacios afables. Que forman parte a un planeta amoldado a ellos.

Es injusto que no se les tenga presente y que no se les resguarde como meritan. Es nuestra tarea en este momento resguardar a la niñez y proporcionarles voz.

Aun, fíjate qué disparidad, se me sucede preguntarles a ellos. ¿Qué precisan? ¿De qué forma desean salir a la calle? ¿Desean regresar al cole como se ve en otros países?

Deseo opinar que resguardando a la niñez nos encontramos creando un planeta mejor.

“No probablemente halla una revelación mucho más intensa del alma de una sociedad que la manera en que se habla a sus pequeños”. Nelson Mandela

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...