Kapla, el juego de construcción que desearás quedarte tú - crucifix.es

Los institutos franceses usan desde hace unos años las creaciones Kapla a fin de que los pequeños aprendan materias laborables de manera natural

 

Quédate con esta oración: “ creando, nos edificamos a nosotros”. La pronunció Tom van der Bruggen, constructor de de los mejores juegos de la historia: Kapla.

No es ninguna exageración. Hoy, Tom pasea por Mónaco en un Rolls Royce. A fin de que te hagas iniciativa del éxito mundial de su proyecto.

¿Por qué razón? Es casi irrealizable hallar otro material como este, con la capacidad de encender la educación de un niño a todos y cada uno de los escenarios. TODOS.

Pero comencemos por el principio, por el hecho de que si jamás has oído charlar de Kapla es posible que no le halles sentido a este arrebato de pasión hacia un juego.

Terminantemente, no es un juguete. Es bastante superior.

 

Kapla juego de construccion

 

Es un material natural desarrollado por un adulto para una labor nada infantil: cumplir su sueño de crear su castillo medieval en el centro de Francia.

Un castillo real, ¿eh? De piedra, con sus torres y su foso.

Él era Tom van der Bruggen, un mercader de antigüedades hippie que a los 24 años decidió irse de Holanda para vivir como un trovador francés del siglo XIX.

Adquirió, por un puñado de francos, un castillo prácticamente derruido y dedicó 20 años de su historia a reconstruirlo.

Para conseguirlo, precisaba hacer maquetas que usar como modelo.

Y se percató de que ningún material le resultaba mucho más práctico que recortar pequeñas tablitas de madera, todas y cada una iguales, con las que podía representar con total precisión cualquier elemento constructivo y tener la seguridad de que el reparto de pesos era el preciso.

 

Kapla juego de construccion

 

¿Sabes que sucedió?

Sus 2 hijos no paraban de jugar con esos ‘materiales de trabajo’ que él había desarrollado para la reconstrucción de su casa.

Podría haberles dicho que apartaran las manos de algo tan serio, pero no lo logró.

Observó y se percató de todo cuanto sus hijos estaban aprendiendo de forma natural:

Geometría, física, matemáticas, arte, tecnología, lógica, organización, precisión, concentración…

Lo vio tan claro, que vendió su castillo y su piano para hacer las primeras 400 cajas de un juego al que llamó “Tablones de elfos”.

Era 1987.

Lo que no se suponía es que absolutamente nadie iba a estimar venderlo.

Le brindaron con la puerta en las narices en todo Francia, hasta el momento en que un día un instructor vio por al azar el juego.

 

Kapla juego de construccion

 

Y ocurrió la magia

Docenas de guarderías y academias primarias deseaban un Kapla, después las jugueterías modificaron de opinión.

Y en Navidad, le encargaron 1.300 cajas entre el alcalde de París y el presidente francés, François Mitterrand, para obsequiar a su personal.

Llegó a mostrar en el Louvre una de sus creaciones con Kapla.

Desde ahí, el hippy se transformó en multimillonario por una aceptable causa:

Había inventado un juego con unos valores pedagógicos expepcionales que además de esto era respetuoso con el medioambiente.

 

 

¿Qué es Kapla precisamente?

Son pequeñas piezas de madera de pino, extraída de bosques sostenibles de Las Landas.

Todas y cada una precisamente iguales. Calibradas con precisión a fin de que el reparto de peso sea exacto.

Es el procedimiento idóneo para crear cualquier cosa sin precisar uniones ni puntos de fijación.

Solo apilar las tablillas unas sobre otras y tirarle imaginación.

 

Kapla juego de construccion

 

¿Por qué razón es tan bueno para un niño (o adulto)?

  • Se utiliza para estudiar a estudiar: pide la planificación, comprobar regularmente el desarrollo y valorar el resultado final.
  • Estimula el razonamiento y la entendimiento de la física: entender la verdad, conocer de qué manera los elementos se relacionan en el espacio, proponerse cuestiones y elaborar hipótesis.
  • Lleva a cabo las capacidades lingüísticas y comunicactivas: los pequeños charlarán entre ellos para efectuar de forma exitosa esa labor colectiva. En verdad, deberán tomar resoluciones en común y argumentar sus críticas.
  • Adiestra el cerebro para las matemáticas: por medio de la geometría, la física y la tecnología. Al final de cuenta es un juego de construcción que necesita cálculos.
  • Impulsa el sentido artístico: frente todo, Kapla da brida suelta a la imaginación, la imaginación y la creación artística.
  • Posibilita que los pequeños sean mucho más autónomos y hagan ver idea: el niño gana seguridad en sí y la autovaloración que se requiere para confrontar a cualquier aspecto de su historia.

 

Kapla juego de construccion

 

Llevábamos un buen tiempo obsesionadas con sugerirte este material en Alupé por el hecho de que encaja al 100% con lo que nosotras pensamos que es un juego increíble:

Abierto, evolutivo, pedagógico y sostenible.

Y al fin lo poseemos aquí >>

Hay múltiples opciones de juego fundamentadas en exactamente el mismo término.

Pero aviso: tú asimismo vas a engancharte a él.

 

Si ahora conocías Kapla y lo tienes en tu casa, ¿nos cuentas tu experiencia en los comentarios?

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...