¿Qué le obsequio a mi hijo de 5 años? - crucifix.es

Estos días nos encontramos utilizando para llevar a cabo listas de probables regalos por edades. Hicimos ahora sugerencias para uno, 2, tres y 4 años. Y el día de hoy nos tocan los cinco años.

Ai, los cinco años❤️. A esa edad prosiguen siendo pequeños pequeños, y están asimismo muy cerca de ofrecer un paso enorme en su avance. A puntito de llegar la empatía, la visión mucho más global de la familia, de todo el mundo,…

De ahí que, es esencial que les acompañemos en este desarrollo, y que prosigamos ofreciéndoles juguetes que despierten su interés.

¿Qué pensabas? ¿Que no hay opciones ahora? ¡Hay un montón! Te las contamos aquí 🙂

El arca de Noé

Es un juego de talento a fin de que los pequeños prosigan ejercitando su cerebro. Van a trabajar la visión espacial y la lógica.

Pero además de esto, este juego tiene un agregado. Ocupa poquísimo y se juega con 10 piezas imantadas, conque es idóneo para llevar de viaje.

El juego incluye un libro con 48 desafíos distintas, poco a poco más complejos. Solo hay una solución para cada uno de ellos. Y no es tan simple como semeja, ahora vas a ver 🙂

Hay otra versión, asimismo magnética, y asimismo con un montón de desafíos: el tangram. Con alguno de los 2, tu hijo se va a pasar un largo tiempo divertido.

El frutal

El frutal es un tradicional entre los juegos familiares infantiles. En verdad, su versión “mini”, Mi primer frutal, es un juego idóneo para comenzar a los pequeños en los juegos familiares sobre los tres años. Lo aconsejamos siempre y en todo momento 🙂

En este juego, el cuervo todavia tiene apetito, y desea comerse todas y cada una de las frutas. Y nosotros deberemos recogerlas en las cestas antes que él llegue hasta los árboles.

Es un juego colaborativo en el que todos poseemos exactamente el mismo propósito: agarrar las frutas. Absolutamente nadie gana y absolutamente nadie pierde.

Y como mencionamos siempre y en todo momento: estos juegos son idóneos para jugar en familia, y hacer esos recuerdos que ellos atesorarán por siempre y en todo momento.

Calcetines de cocodrilo

Otro juego, pero en esta ocasión no es nada colaborativo. Aquí sí es a conocer quién es el mucho más veloz 🙂

Cocodrilo desea llevar 2 calcetines iguales, y los tiene todos mezclados. ¿Le ayudas a conseguir el que precisa? Eso sí, debes agarrarlo con una ventosa.

Conque primero hay que ver si a Cocodrilo le falta el calcetín derecho o el izquierdo, ver de qué colores es, encontrarlo, y adivinar con la ventosa en el centro de la carta (si no, no se hace ventosa y la puede coger otro jugador).

Risas aseguradas, ¡prometido!

Y los pequeños van a trabajar los conceptos de derecha y también izquierda, aparte de la velocidad visual. Un éxito.

Bioblo

Las creaciones a los cinco años son de otro nivel.

Y disponemos múltiples opciones a fin de que tus hijos prosigan construyendo esa parte tan esencial de su juego.

Bioblo son piezas rectangulares, todas y cada una del mismo tamaño, y con agujeros con apariencia de panal.

Esos orificios dan bastante juego: dejan ver mediante las creaciones, proyectar detrás para hacer sombras, o aun emplear las piezas soplando para hacer burbujas por medio de sus agujeros.

Kapla

¿Una caja llena de rectángulos de madera? Ya que sí. Ni más ni menos. Y a cargo de un niño de cinco años, estas tablillas son infinitas opciones de juego.

Es EL juego de construcción. En verdad, en Francia llevan años usando este material en las academias. Si no tienes idea su crónica, léela aquí, pues es increíble y vale la pena.

Y si deseas llevar a cabo feliz a un niño de 5 años, este es el obsequio. Te aseguramos que toda la familia terminará enganchada 🙂

Piezas sueltas de Grapat

Si en el hogar no tenéis alguna parte suelta de Grapat, es el instante.

Da a tu hijo una caja llena de piezas sueltas, y proponle hacer juntos un mandala. Geometría. Imaginación. Arte.

Además de esto, va a poder integrar esas piezas en muchos juegos, va a crear minimundos con ellas, recuento,… Y son un material artesano y de calidad, algo que nos chifla.

Banco de inventos

Si en el hogar tienes un pequeño constructor, no puede faltarle este banco de inventos.

Está libre en tres tamaños: pequeño, mediano (el de la fotografía), y grande.

Tu hijo va a crear inventos y va a aprender física. ¿O de qué manera crees si no que se mueven una polea, una grúa, o un ventilador?

Frecuentemente creemos que solo están juntando piezas a la suerte, y se nos olvida que tras eso hay muchos aprendizajes.

Laboratorio de slime

Toquetear masas tiende a ser siempre y en todo momento un éxito. Pero, ¿y si le planteas un agregado a tu hijo? Que sea él quien cree esa masa.

Y ahora, si esa masa es slime, diversión asegurada.

Con este kit, tu hijo va a poder hacer slime dorado, plateado, nacarado, arenoso, granuloso, perfumado, fluorescente…

Se transformará en un científico que experimenta con masas, texturas, colores, materiales,… Y todo eso mientras que juega.

Hay otra versión mucho más básica de este laboratorio, que igual asimismo puede servirte para comenzar.

Colorear con arena

Seguramente en estos años habéis pintado con toda clase de materiales en el hogar. Pero, ¿con arena?

A esta edad los pequeños ahora son mucho más imaginativos, tienen mucho más habilidad.

Y si les ofreces un nuevo reto, despertarás su interés. Más esencial: en el momento en que lo logren, en el momento en que vean lo que han desarrollado, se van a sentir orgullosos.

Si lo quieres, asimismo hay otra versión para colorear en vidrio, y con la que hacen unas producciones hermosas.

Balanza numérica

El interés por los números a esta edad es alucinante.

Conque te planteamos darle a tu hijo un juguete con el que comience a “tocar” esos números.

Un juguete que le ayuda de aproximación a las primeras operaciones matemáticas.

No hay mucho más que ver la fotografía para poder ver lo simple que se visualiza que la balanza queda balanceada con el 9 por una parte, y el 4 y el 5 por el otro.

seguramente, tu hijo use en este momento la balanza para jugar a conseguir ese equilibrio. Y un tanto mucho más adelante, comprenderá el motivo de ese equilibrio, y la va a poder utilizar para sus primeras sumas.

Conque si andas intentando encontrar un obsequio original, esta balanza puede ser una buenísima iniciativa.

Alfabeto imantado

Qué orgullosos se sienten en el momento en que comienzan a admitir las letras, ¿verdad?

A mí, al menos, me semeja increíble acompañarles en esa etapa de hallazgo.

Esta pizarra es un material fantástico que tenemos la posibilidad de ofrecerles a fin de que creen sus primeras expresiones sin precisar coger un lapicero.

Solo deberán seleccionar un dibujo del maletín y ponerle nombre. Verdaderamente es como un puzzle, pero el resultado son expresiones.

Y una vez comienzan a redactar, solo desean redactar, de este modo que iremos a ponérselo simple 🙂

Brainbox

Otro juego, en esta ocasión de observación y memoria.

Son 55 tarjetas con imágenes por una parte, y 6 cuestiones por el otro.

Es tan simple como seleccionar una tarjeta y mirarla a lo largo de 10 segundos. Pasado ese tiempo, solo hay que tirar el dado, que señalará cuál de las cuestiones del dorso hay que contestar.

Son partidas veloces, de unos 10 minutos.

Y son la posibilidad idónea para que tu hijo perfeccione su aptitud de observación.

Para esta edad, hay múltiples temáticas: profesiones, letras, la granja… Escoge la tuya, y ¡a divertirse! Te aseguro que no es tan simple como piensas 😛

Atlas de todo el mundo

Este libro es una joya. Es un tesoro.

Toda vez que abres una página, descubres algo nuevo.

Nos semeja un indispensable en cualquier biblioteca y de ahí que te lo aconsejamos.

Pues nutre su curiosidad, y se dan cuenta datos diferentes en todos y cada página.

Si bien lo cierto es que con 5 años, si tienes un pequeño enorme lector en el hogar, hay muchos libros que podrían agradarle…

Solo pasa por nuestra sección de libros, y  mira a conocer si hay alguno que te apetezca 🙂

Batería

Y para finalizar, pensamos que esta batería puede vencer. La obsequiamos en el hogar a un niño de 5 años y fue enormemente feliz con ella.

En verdad, tenía una mucho más grande, y dejó de emplearla para emplear esta por el hecho de que la manejaba mucho mejor.

Suena excelente y, sosegada, no es nada estruendosa. ¡Hasta tú te animarás a tocarla!

Como siempre y en todo momento, aguardamos haberte ayudado y haberte dado alguna iniciativa.

Si no, ya conoces dónde hallarnos 🙂

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...