¿Qué tienen las cajas de permanencia para ser el material Montessori estrella para bebés? - crucifix.es

Es posible que te resulte evidente, pero lo que descubrirá tu bebé con las cajas de permanencia es un jalón en su avance

 

Ya conoces que nos atrae hacerte pensar. O por lo menos, procurar que te coloques en el sitio de tu hijo a fin de que mires la vida desde su criterio y comprendas de qué manera aprende.

Pues en el momento en que medramos, ofrecemos por fabricadas varias cosas. Y no deberíamos.

Pienso que le llaman “maldición del conocimiento”. Nosotros entendemos cosas y nos resultan tan obvias que no nos proponemos lo esencial que es para nuestro hijo descubrirlas.

Es lo que pasa con las cajas de permanencia y todo la educación que encierran.

 

 

Pero comencemos por el principio, pues a lo destacado no has oído charlar antes de este material.

Una caja de permanencia es algo tan simple como un envase opaco, con algún orificio por el que en niño  logre meter un elemento.

Tiene la posibilidad de tener un cajón que se abre y se cierra, o un segundo orificio por el que logre salir el objeto, o aun puede ser una hucha.

¿Simple verdad? Aun podría parecer poco entretenido.

 

¿Sencillamente radica en meter un elemento en una caja?

Sí, pero no. Es tan simple como que el niño misión una bola en la caja y tan complejo como comprender que la pelota está dentro si bien no la logre ver.

Y en el momento en que tu hijo sea siendo consciente de algo tan esencial como que las cosas no desaparecen por el mero hecho de que no las observemos, va a ser un antes y un después en su avance.

Permíteme ponerte un caso de muestra a fin de que comprendas hasta qué punto es un hallazgo clave para todos y cada uno de los bebés:

Si tu pequeño va a la guardería, le cuesta separarse de ti y llora en el momento en que te debes marchar, es en parte importante por el hecho de que aún no sabe que vas a regresar a por él. ¿Lo habías planeado?

 

Cajas de permanencia Montessori

 

Lo pasamos por prominente, pero los bebés solo comprenden lo que ven aquí y en este momento. Lo demás no existe para ellos.

Conque, al verte marchar, suponen que desapareces para toda la vida. No tienen conciencia de que prosigues estando en otro rincón si bien no logren verte y que, unas horas después, volverás.

¿Ves lo esencial que es para ellos entender que las cosas hay si bien no logren verlas?

 

A este descubrimiento se le llama “permanencia de los elementos”.

Te animo a que hagas la prueba con tu bebé y mires su reacción. Puedes llevarlo a cabo sobre los 8 meses:

Deja que misión el objeto en la caja y, en el momento en que por el momento no lo logre ver y deduzca que ha desaparecido, abre el cajón. ¡Ahí prosigue!

Es algo afín a lo que ocurre en el momento en que jugamos con un bebé a ocultarnos tras una manta. Nos tapamos y no nos encontramos. Retiramos la manta y volvemos a manifestarse. Y el bebé se troncha de risa.

¿Te habías preguntado en algún momento por que les resulta tan entretenido ese juego tan fácil?

 

Cajas de permanencia Montessori

 

Lo bueno de las cajas de permanencia es que el niño, además de esto, adiestra otras capacidades. Por poner un ejemplo, la coordinación entre su ojo y su mano.

Si el orificio de la caja es grande, le va a costar menos esfuerzo. Si la caja es una hucha, deberá atinar considerablemente más. Sea como sea, va a estar ganando coordinación y capacidad manual.

 

Y otro ejercicio esencial que acostumbramos a pasar por prominente: el aflojamiento voluntario.

 

Algo tan fácil como dejar un elemento en un espacio preciso. Exactamente en el que él desea.

Medramos y ofrecemos por hecho todo lo mencionado, ¿verdad? Y no obstante, para ellos son gigantes descubrimientos que hacen por si acaso mismos y con los que van superando etapas de su avance.

Y no solo eso. Imagínate la inyección de autovaloración que piensa para un bebé percatarse de que puede llevar a cabo cosas solo. Dejar la pelota en la caja, abrir el cajón y recobrarla…

 

Cajas de permanencia Montessori

 

Ponte en su piel. Eso es tan satisfactorio para él que mañana proseguirá tratando realizar novedades y ese es el genuino misterio para poner su avance a máximo rendimiento.

A propósito, no deseo finalizar sin nombrar algo que puede parecer prácticamente irrealizable:

 

La concentración de un bebé.

Ahora entendemos lo difícil que es que un niño de meses se sostenga atento a una actividad a lo largo de múltiples minutos. Ya que las cajas de permanencia, con su ejercicio de reiteración, es posible que logren que mires a tu bebé atento al juego a lo largo de mucho más tiempo que jamás.

Y eso asimismo es un entrenamiento esencial, ¿cierto?

Hay muchos géneros de cajas de permanencia y son una aceptable herramienta de juego y estudio entre los 7-8 meses y los 2-3 años.

Pero en este momento dinos:

¿Te habías planteado en algún momento todo cuanto encierra este material Montessori?

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...