Revela todo cuanto puede estudiar tu hijo con estos rompecabezas - crucifix.es

Ya conoces que nos atrae enseñarte materiales que tenemos en cuenta importantes de cara al desarrollo de tu hijo.

En ocasiones son materiales que observamos con nuestra mirada de personas adultas y que nos semejan “bastante sencillos” o “muy simples”.

Permíteme decirte una cosa: es la maldición de hacernos mayores. Y sucede que en el momento en que medramos, se nos olvida ver la vida desde la perspectiva de los pequeños y de las pequeñas y ofrecemos por fabricadas varias cosas. Tantas, que no nos proponemos lo esencial que es para nuestro hijo descubrirlas por sí solo.

Es lo que ocurre con los rompecabezas Montessori de zoología y botánica.

Existen muchos modelos distintas, pero en las academias acostumbra haber siempre y en todo momento cinco rompecabezas con los que se representa al mundo entero animal. ¿De qué manera puede ser? Sencillísimo. Apunta:

  • El puzzle del caballo representa a los mamíferos
  • El pez a los peces
  • El pájaro (comunmente un petirrojo) a las aves
  • La rana a los anfibios
  • Y la tortuga a los réptiles

Nosotras hemos añadido asimismo la mariquita como gerente de los insectos y el árbol y la flor por la parte de la botánica.

Son rompecabezas de madera, de 24×24 centímetros y todas y cada una de las piezas tienen un botón de agarre a fin de que los pequeños y las pequeñas logren cogerlos bien. Y si son peques, a fin de que vayan llevando a la práctica la pinza 😉

Se acostumbran a enseñar desde los 2 años y medio, 3 años, siempre y en todo momento sabiendo el avance y los intereses de cada niño o pequeña.

¿De qué forma se trabaja con ellos?

Primero como un puzzle habitual. Te lo aseguramos: van a hacer los rompecabezas constantemente. Es así como aprenden y mejoran sus capacidades. Mientras que los repiten sin frenos, van a estar llevando a la práctica la movilidad fina y la coordinación mano-ojo.

Mucho más adelante vamos a ir nombrando las distintas unas partes de los animales. De una manera sensorial, tocando y manipulando cada parte, los pequeños y las pequeñas van a ir interiorizando los diferentes nombres.

Hay unas tarjetas que son el complemento idóneo para estos rompecabezas. Vienen cinco tarjetas enormes, cada una con el dibujo de entre los animales primordiales, y múltiples mucho más pequeñas con los nombres de cada parte (en inglés).

Con ellas, van a poder comprobar, copiar, dibujar, colorear, cortar y completar. Manejar y estudiar de forma “vivencial”.

Pero atenta, que todavía hay mucho más: bajo varios de los rompecabezas hace aparición su esqueleto, con lo que los aprendizajes se multiplican. Vamos a denominar huesos, vamos a hablar de animales vertebrados y también invertebrados, brotará el interés por nuestro cuerpo…

Y o sea lo que mucho más nos encanta de estos rompecabezas Montessori: esa sed de conocimiento que desarrollan. Los pequeños y las pequeñas quieren comprender el planeta que les circunda, y de este material a priori tan simple nacen mil cuestiones de curiosidad y de ganas de entender cada vez más.

 

Se nos suceden considerablemente más ocupaciones:

  • Tenemos la posibilidad de usarlos como plantilla para dibujar cada animal en un papel.
  • Mezclarlos con las tarjetas tres partes que corresponden a cada puzzle.
  • Completarlas con las miniaturas de Safari.
  • Charlar de los ciclos de la vida.
  • Y también investigar mucho más de los animales y agrandar información merced a los Inventarios de animales.

 

Por el hecho de que una cosa disponemos clara: lo que aprendemos por nosotras mismas no lo olvidamos jamás.

¿Andas en concordancia?

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...