Pros y contras del fidget spinner según los expertos

Te ofrecemos una guía que profundiza en las particularidades de este original pasatiempo y te invita a considerarlo con el justo equilibrio.

El mundo y el éxito de estos objetos con los que entretener y pasar el rato siguen siendo el centro de debates y reflexiones. Por un lado hay quienes las consideran distracciones inútiles y por otro hay quienes reconocen un cierto valor en este apoyo. La verdad probablemente se encuentra en algún punto intermedio.

Beneficios

El fidget spinner es un juego simple de aprender y con el tiempo ayuda a poner a trabajar habilidades como la coordinación de las manos. Pensada para un público transversal, cuenta con diferentes variantes aptas para niños y niñas, que suelen elegirlas por las formas y el tipo de decoración que presentan.

La forma y tipología del objeto puede ser el primer elemento para atraer a los jóvenes, así como el hecho de ver que el producto es aclamado por sus pares. Se trata pues de un fenómeno también ligado al momento, que cabalga la ola del consenso y el boca a boca, hasta los oídos de los más jóvenes.

Por su parte, el fidget tiene el hecho de que, en promedio, es barato, tanto que algunos usuarios incluso disfrutaron creándolo desde cero y personalizándolo de diferentes maneras y formas. No hay pantallas luminosas, baterías y demás comodidades sino la forma pura y simple que juega con la rotación casi hipnótica y con la capacidad del usuario para realizar trucos y no interrumpir esa misma rotación.

Práctico para llevar en el bolsillo, si se vive en un contexto lúdico, divierte y puede representar un pasatiempo divertido con el que pasar el tiempo, siempre que no se obsesione demasiado y se transforme lo que es un ocio en una fijación. La exageración, el coleccionismo desenfrenado y la búsqueda de un modelo único y particular, pueden ser problemas y espías sobre los que conviene intervenir.

La comparación y el diálogo constituyen, por tanto, la base para comprender y enmarcar toda la dimensión del juego en la perspectiva correcta, cuyo éxito es claro y pleno. La adición de luces LED y la forma y línea particular elegida por un modelo en lugar de otro, lo empujan a encontrar el spinner adecuado para usted, en un marco de juego que también puede incluir la función antiestrés.

De hecho, parece que girar y concentrarse en la rotación del objeto puede ayudar a calmar y distraer la mente de otras situaciones, para luego centrar la atención en el resultado final sin dejar de hacer otras cosas. Un punto a favor para los seguidores de la multitarea.

Desventajas

En el lado opuesto, al otro lado de la balanza, encontramos a quienes desaconsejan este juego. Más allá de los fidget spinners vendidos en línea, de hecho lo que importa es el uso del soporte en contextos donde hay poco juego. Se han planteado críticas sobre el uso de estas herramientas en el aula, pero también se debe especificar el contexto y la situación.

De hecho, si coincidimos en criticar el uso de la ruleta durante una explicación o como diversión y pasatiempo con el que alejarse de la situación del momento, la cuestión es diferente si el objeto se utiliza de forma que no moleste. el curso de la lección y puede ayudar al estudiante a concentrarse en un tema dado.

Al no existir estudios sectoriales específicos, nos parece inmanejable la posición de quienes sólo ven desventajas, del mismo modo que quienes se alzan como acérrimos defensores de este objeto que tal vez ha interceptado una tendencia y vive pisándole los talones a una entusiasmo que pronto podría desvanecerse.

Sin embargo, el tema es interesante y puede arrojar más de una luz sobre los mecanismos puestos en marcha, incluso sin saberlo, por las personas, jóvenes o adultas, mientras realizan una tarea o necesitan concentrarse. Muchos niños a veces se concentran mejor moviendo o moviendo una pierna rápidamente durante un tiempo determinado, a otros les encanta tener algo entre los dedos para jugar, sin perder el hilo de la conversación.

Quizás técnicas inconscientes con las que la cabeza intenta trabajar mejor en una determinada tarea, evitando distraerse con la multitud de información visual que caracteriza estos tiempos.

Conclusiones

Entonces, ¿demonizar totalmente el objeto fidget spinner o ponerlo en un bonito pedestal? Creemos que el camino medio es el mejor y que el contexto también hace una gran diferencia. Incluso si la intención del objeto era servir como un calmante para el estrés, los efectos y otras aplicaciones que tenía a menudo iban más allá de esta función. Nada malo si te encuentras en un contexto distendido y entre amigos, en el que la habilidad de hacer girar el soporte también puede tener su función entre los más jóvenes.

El discurso comienza a tornarse más grave si el uso se vuelve compulsivo y desequilibrado. En ese punto, como cualquier otro pasatiempo y entretenimiento que tiende a tomar el relevo, es bueno entender cómo y cuánto reducir el uso del soporte. Si en el futuro se realizan estudios serios sobre la posible utilidad del fidget spinner también en función terapéutica, tanto mejor.

Por el momento, siempre sugerimos encontrar el compromiso adecuado, experimentando así el juego de una manera agradable y sin exceder el límite donde jugar y girar el fidget es la única forma de divertirse o aliviar el estrés.

Otro asunto entonces el relacionado con el coleccionismo de los modelos más particulares, aspecto que empuja al derroche de dinero y que va en contra del sentido común cuando se trata de juguetes y productos pensados ​​para entretener y no para drenar una cuenta.