Saltar la cuerda: diversión que también es ejercicio

Si te gusta moverte, también puedes intentar variar saltando la cuerda. Pero, ¿es esta una actividad válida para todos? Veámoslo juntos

A menudo se realiza como un entrenamiento real, pero Salta la cuerda también es muy divertido para jóvenes y mayores. No obstante, es bueno plantearse si se trata de una actividad realmente apta para todos, como es el trampolínya que hay algunas situaciones en las que es preferible no practicarlo.

De hecho, aquellos que obviamente tienen sobrepeso no deben practicar el saltar la cuerda ya que las articulaciones podrían verse afectadas, así como la espalda. De hecho, el exceso de peso no es bueno para ti y por lo tanto hacer esta práctica supondría poner en riesgo tus rodillas.

Del mismo modo, si tienes patologías como fascitis o tendinitis en los pies o pantorrillas, en las que recaes con frecuencia, es recomendable noentrenamiento con cuerdas para no crear más traumatismos en las extremidades.

Ejercicios de cuerda: ¿con qué actividad física se llevan bien?

los saltar la cuerda es un medio válido para calentar el cuerpo, en el gimnasio o incluso antes de una carrera, ya que hace que el cuerpo se contraiga muy rápidamente, activando así los músculos, especialmente los de las piernas.

los saltar la cuerda debe insertarse entre la fase de calentamiento inicial, es decir, aquella en la que se realizan carreras y estiramientos, y la dirigida, es decir, cuando se realizan técnicas específicas del deporte junto con los demás compañeros.

Será suficiente practicar esta actividad durante al menos 10/15 minutos para aumentar la temperatura corporal y dar el sprint a partes del cuerpo como las piernas y los pies, que necesitan un poco de estimulación en actividades deportivas que requieren compromiso.

Salto a la cuerda: por dónde empezar

Si usas el Cuerda saltar recientemente o no estás acostumbrado a usarlo con cierta frecuencia, tendrás que empezar por hacer un poco de calentamiento, o unos minutos de carrera relajada, saltos o en todo caso cualquier cosa que pueda preparar las piernas y las rodillas para el salto, para que esto no sea muy traumático también para la espalda.

Necesitarás llevar calzado cómodo si practicas la actividad en el suelo o sobre cemento, mientras que si utilizas el tatami, también puedes permanecer descalzo. Otro paso es encontrar la longitud correcta de la cuerda, que debe calcularse en función de su altura.

Coloque un pie en el centro de la cuerda, levante las manijas y verifique que estén exactamente a la altura de las axilas: ¡esta es la posición correcta!

Entrenamiento de cuerda: cómo saltar

si no sabes como saltar la cuerda Aquí le mostramos cómo comenzar: deje solo una pulgada o dos entre usted y el piso, lo suficiente para pasar la cuerda debajo de los pies. Lo que debe permanecer en contacto con el suelo son las puntas de los pies.

Los codos deben colocarse firmemente cerca de los costados, mientras que el movimiento debe comenzar desde la muñeca y el antebrazo, no desde los hombros. Cuando te sientas lo suficientemente cómodo con este movimiento, habrás dominado el paso básico y podrás apuntar a variaciones como:

Simule una cuerda en su lugar, luego cambie de un pie al otro

Mantenga los pies juntos y luego salte ahora a la derecha y ahora a la izquierda

Todavía con los pies juntos, salta de un lado a otro

Abre y cierra los pies hacia un lado.

Alternar un pie adelante y un pie atrás

Rebota dos veces seguidas con un pie y luego con el otro

Haz un solo salto y luego dos vueltas consecutivas con la cuerda

Cruza tus manos al frente

¿Cuánto tiempo para entrenar?

Puedes trabajar rondas de 30 segundos al principio con una recuperación de 15 segundos. Posteriormente, también puede reducir el tiempo de trabajo a un minuto, pero sin cambiar el tiempo de recuperación.

El objetivo es hacer ejercicio durante unos dos o tres minutos, dependiendo del tipo de deporte que se pretenda practicar.

Entrenamiento fuera de casa

Gracias al tamaño y poco peso de la cuerda, será fácil transportarla donde quieras, por lo que será una buena compañera de entrenamiento aunque quieras hacer ejercicio fuera de casa. Podríamos definir este tipo de ejercicio fuera de la ciudad y también se podría configurar de esta forma:

Primero alrededor de 5 a 10 minutos para activar el cuerpo, luego un poco de carrera en el lugar, patadas, saltos y saltos. En total, se recomiendan unos 30 segundos para cada ejercicio y luego estiramientos dinámicos para activar las articulaciones y para la espalda, los tobillos y las rodillas.

Luego puedes hacer entre cinco y siete rondas de 2 o 3 minutos, con un minuto de descanso entre cada una. Luego otras dos o tres rondas de la misma duración, seguidas de algunos circuitos del protocolo Tabata, es decir, ese entrenamiento que consiste en 20 segundos de ejercicios de alta intensidad y luego 10 segundos de recuperación, todo repetido unas ocho veces.

Antes de terminar con el entrenamiento, necesitarás hacer 5 minutos de abdominales, con dos o tres series de 15 o 20 repeticiones de los ejercicios que te den la mayor oportunidad y que encuentres que son muy efectivos para tu cuerpo.

En los últimos 10 minutos puedes dedicarte a estirar, que es fundamental no solo para las piernas sino también para estirar la espalda. Este último paso nunca debe saltarse, ya que el cuerpo necesita estirarse y descansar si no quieres correr el riesgo de lastimarlo y no beneficiarlo.